Las acciones conjuntas, orientadas a fortalecer la gobernanza y uso sostenible de los recursos naturales, se concentrarán en los departamentos de Ahuachapán Sur, en El Salvador, y de Santa Rosa, en Guatemala.

San Salvador, 04 de marzo, 2021. La Cooperación Alemana para el Desarrollo, GIZ (por sus siglas en alemán), y la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) firmaron un acuerdo de cooperación técnica para fortalecer el alcance de resultados e impactos positivos en la conservación de la biodiversidad y el desarrollo sostenible en sitios de alta importancia biológica para el litoral Pacífico de El Salvador y Guatemala.

Las acciones se canalizarán mediante la implementación del Proyecto Regional de Biodiversidad Costera, liderado por la UICN y financiado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), y el Fondo de Desarrollo Verde para la región SICA, financiado por la Unión Europea y el Gobierno Federal Alemán e implementado por la GIZ, en coordinación con la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD). 

El acuerdo se centra en potenciar la coincidencia de estas iniciativas en enfoque, territorios y objetivos para ampliar los impactos positivos en las comunidades locales para contribuir a su desarrollo sostenible.

Las líneas de acción del acuerdo UICN-GIZ se orientan a aumentar la inversión en iniciativas de biocomercio para el mejoramiento de los medios de vida locales en Ahuachapán Sur, El Salvador, y en el impulso a procesos comunales para la restauración de ecosistemas a nivel de paisaje en las comunidades de El Hawaii y Monterrico, en el departamento de Santa Rosa, Guatemala.

Como parte del acuerdo, con vigencia de tres años, se contempla el intercambio de metodologías, espacios de coordinación y capacitaciones enfocadas en el fortalecimiento de las cadenas de valor claves en cada uno de los territorios, así como la identificación de oportunidades de coinversión entre ambos proyectos para ampliar el impacto de las intervenciones.

El Proyecto Regional de Biodiversidad Costera trabaja por la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad de ecosistemas marino-costeros en Centroamérica, mediante el desarrollo de iniciativas productivas de valor que propician el arraigo y fortalecen la capacidad de auto-gestión local.

Por su parte, el Fondo de Desarrollo Verde para la región SICA apoya a los países miembros del Sistema de Integración Centroamericana a aumentar su adaptabilidad ante los efectos del cambio climático en zonas vulnerables para contribuir a un desarrollo sostenible y resiliente a través de la restauración de ecosistemas y paisajes.

Para más información:

Jan Bock
Director
Fondo de Desarrollo Verde para la región SICA
E-mail: jan.bock@giz.de

Débora Ayala
Oficial de comunicaciones
Fondo de Desarrollo Verde para la región SICA
E-mail: debora.ayala@giz.de

Evelyn Vargas
Especialista en comunicación
Proyecto Regional de Biodiversidad Costera
(UICN)
E-mail: evelyn.vargas@iucn.org

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Los proyectos beneficiarán alrededor de 1,500 personas a través de la recuperación de más de 9 mil hectáreas de paisajes degradados implementando técnicas de sistemas agroforestales; silvopastoriles; obras de conservación de suelos entre otras técnicas

21 de septiembre de 2020. La Comisión de Ambiente y Desarrollo (CCAD) junto a la Unión Europea, el Ministerio Federal de Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear de la República Federal de Alemania y la Cooperación alemana al desarrollo, GIZ lanzan virtualmente los primeros proyectos del Fondo de Desarrollo Verde orientados a restaurar ecosistemas y paisajes en Centroamérica y República Dominicana como una solución basada en la naturaleza para aumentar la resiliencia al cambio climático de los países miembros del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

"Seguimos adelante en los temas de medio ambiente e incentivamos a que sigan siendo prioritarios en todos los planes, políticas y programas que ejecutamos. Estas iniciativas ayudan a la sostenibilidad de los países miembros del SICA” expresó la Ministra de Medio Ambiente y los Recursos Naturales de Nicaragua y Presidenta Pro Témpore de la CCAD, Sumaya Castillo.

Los primeros proyectos del Fondo de Desarrollo Verde inician en Guatemala en departamento de Santa Rosa, El Salvador en los departamentos de Ahuachapán, Santa Ana y Sonsonate, Costa Rica en los Cantones de Puriscal y Turrubares y en República Dominicana en Provincia San Juan de la Maguana. El objetivo es beneficiar alrededor de 1,500 personas a través de la recuperación de 9,010 hectáreas de bosques degradados con la implementación de sistemas agroforestales, silvopastoriles, obras de conservación de suelos, reforestación y regeneración natural; así como fomentar la cooperación del sector privado en cofinanciamiento de acciones de restauración.

“El cambio climático y la degradación del medio ambiente son unos de los principales retos que enfrenta la región SICA, Europa y el mundo; para superarlos se necesita el trabajo conjunto así como acciones innovadoras por parte de quienes estamos interesados en un planeta saludable; es por ello que junto a la CCAD y el Ministerio de Ambiente de la República Federal de Alemania creamos el Fondo de Desarrollo Verde para los países del SICA para impulsar inversiones locales en actividades de restauración de ecosistemas a nivel de paisajes. El programa busca incentivar la participación y coinversión a través de alianzas multi-actores para que los países de la región se enfrenten más efectivamente a los efectos adversos del cambio climático, pero sobre todo para mejorar la calidad de vida de los y las centroamericanos y dominicanos” amplió el Jefe de Unidad para Centroamérica y el Caribe de la Dirección General de Cooperación Internacional y Desarrollo de la Comisión Europea, Felice Zaccheo.

“Estos proyectos forman parte de la primera fase del Fondo de Desarrollo Verde. En su conjunto, promoveremos la recuperación de ecosistemas y paisajes forestales, y se incentivará la reactivación de la economía rural. Esto es parte de las medidas que la Unión Europea impulsa en la región Centroamericana ante los impactos de la pandemia del COVID-19” manifestó el agregado para asuntos de la cooperación de la Unión Europea en El Salvador, Erick Kristensen.

Además, para medir los cambios sociales y ambientales que se logren con la implementación de estos proyectos se ha desarrollado un sistema de monitoreo robusto que permita evidenciar los logros e impactos  “Restaurar ecosistemas y paisajes no sólo implica sembrar árboles; es un proceso sistemático de planificación territorial, de coordinación entre actores para crear incentivos para una nueva economía de restauración sostenible. Este proceso implica el desarrollo de un sistema de monitoreo que cuenta con herramientas para medir, la situación actual de la cobertura boscosa, la cantidad de carbono que se captura, la erosión y la infiltración de agua en los suelos; así como la conectividad ecológica del paisaje para que en el tiempo verifiquemos los cambios en los ecosistemas y paisajes donde se implementarán los proyectos” declaró Jan Bock, Director del Fondo de Desarrollo Verde para la región SICA.

La presentación de los proyectos estuvo a cargo del Director General de Ecosistemas y Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de El Salvador, Miguel Gallardo quien mostró el proyecto de inversión que se ejecutará a través Fondo de Inversión Ambiental de El Salvador (FIAES) y el director del Fondo, Jan Bock quien presentó los proyectos pilotos a ejecutarse en Guatemala por el Instituto Nacional de Bosques (INAB), administrado por la Fundación para la Conservacion de los Recursos Naturales y Ambiente en Guatemala (FCG), en El Salvador por la Fundación para el Desarrollo Socioeconómico y Restauración (FUNDESYRAM), en Costa Rica por la Cooperativa Agroindustrial y de Servicios Múltiples de Puriscal (Coopepuriscal R.L.) y en República Dominicana por el grupo de misión de las Hermanas Dominicas de Nuestra Señora del Rosario de Monteils.

En el evento participaron los ministros y los equipos técnicos de ambiente de los países del SICA; funcionarios de la Unión Europea, representantes de los mecanismos financieros que administrarán los fondos de los proyectos; así como representantes y equipo técnicos de organismos internacionales, regionales y nacionales que trabajan el tema.

El Fondo de Desarrollo Verde para la región SICA es financiado por la Unión Europea y el Ministerio Federal de Ambiente de la República de Alemania (BMU) en el marco de la Iniciativa Internacional para el Clima (IKI) del BMU, en coordinación con la la Comisión de Ambiente y Desarrollo (CCAD) e implementado   por la Cooperación alemana al desarrollo, GIZ.

Para más información escribir a:

Débora Ayala, oficial de comunicaciones del Fondo de Desarrollo Verde para la región SICA debora.ayala@giz.de

previous arrow
next arrow
Slider

Con la participación de representantes de instituciones ambientales y forestales de la región, se llevó a cabo un taller de capacitación con el objetivo de dar los lineamientos para la formulación de los proyectos de inversión que se implementarán en los países por medio del Fondo de Desarrollo Verde para la región SICA.

Esta actividad se realiza como parte del componente de inversiones locales del Fondo de Desarrollo Verde para la región SICA que financiará proyectos de restauración de ecosistemas a nivel de paisajes priorizados a través de los mecanismos nacionales que cada país designe.

Durante dos días, los participantes asistentes a la reunión recibieron la inducción para la formulación y presentación de proyectos de inversión que busquen el mejoramiento de los servicios ecosistémicos esenciales para la adaptación al cambio climático en territorios vulnerables.

Las actividades elegibles que se financiarán a través del Fondo de Desarrollo Verde para región SICA son locales y serán enfocadas en la mejora de dichos servicios ecosistémicos, como, por ejemplo:

De esta manera, el Programa Regional, conocido como: Fondo de Desarrollo Verde para la región SICA, busca el cumplimiento de su objetivo primordial que es aumentar la adaptabilidad de los países del SICA, ante los efectos de cambio climático y contribuir a un desarrollo sostenible más resiliente.

-------------------------------

Contexto:

La región Centroamericana y El Caribe están entre las regiones más afectadas a nivel global por los efectos del cambio climático. La frecuencia y la escala de los eventos climáticos extremos van en aumento, causando sequías, inundaciones, aludes, incendios, el aumento de plagas y enfermedades y otros fenómenos que ponen en riesgo a los medios de vida de las poblaciones rurales. Además, la degradación de los recursos naturales - producto del mal uso del suelo y de la deforestación - ha reducido drásticamente los servicios ecosistémicos esenciales, como la regulación hidrológica y del microclima, la protección de los suelos y la biodiversidad en general.

La restauración de ecosistemas y paisajes asegura importantes servicios ecosistémicos para la población y fortalece la resiliencia ante los efectos del cambio climático. Por lo tanto, los gobiernos de la región, en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y las Contribuciones Nacionalmente Determinadas para el Acuerdo de Paris (NDC), dan alta prioridad a la restauración de ecosistemas y paisajes como estrategia de adaptación al cambio climático.

Sobre esa base, el Fondo de Desarrollo Verde para la región SICA, financiado por la Unión Europea y el EL Ministerio de Medio Ambiente de la República Federal Alemana y implementado por la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD) en conjunto con la GIZ, apoya la consolidación e integración de los mecanismos de financiamiento, implementación y monitoreo a nivel regional y proporciona recursos para financiar proyectos de restauración de ecosistemas en paisajes priorizados.

Lina Pohl, Ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales de El Salvador, una líder de restauración regional, dijo: "Nos complace que nuestra visión de una Década dedicada se haya hecho realidad. "Necesitamos promover la resiliencia y aumentar la capacidad de adaptación a las amenazas diarias y los eventos extremos". En el siguiente video, Lina Pohl, agradeció a los diferentes socios involucrados que apoyaron la iniciativa, entre ellos, la Agencia de Cooperación Alemana - GIZ.

El Decenio de las Naciones Unidas para la Restauración de Ecosistemas, declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, tiene como objetivo escalar masivamente la restauración de los ecosistemas degradados y destruidos como una medida comprobada para combatir la crisis climática y mejorar la seguridad alimentaria y el suministro de agua. y la biodiversidad.

La Década, un llamado global a la acción, busca reunir apoyo político, investigación científica y fuerza financiera. La investigación muestra que más de dos mil millones de hectáreas de los paisajes degradados y degradados del mundo ofrecen potencial de restauración.

La restauración de los ecosistemas se define como un proceso que revierte la degradación de los ecosistemas, como los paisajes, lagos y océanos para recuperar su funcionalidad ecológica; en otras palabras, mejorar la productividad y la capacidad de los ecosistemas para satisfacer las necesidades de la sociedad

Fuente: Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de El Salvador

En un hecho histórico, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) puso a El Salvador en el mapa mundial. Hoy la ONU adoptó una propuesta que pondrá a la restauración de ecosistemas como tema prioritario en la agenda de 193 países.

Este día, durante la celebración de la Asamblea General N° 69  de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York, se adoptó por consenso la “Década de las Naciones Unidas para la Restauración de Ecosistemas  2021-2030”, una iniciativa impulsada por El Salvador.

Durante la sesión la ministra de Medio Ambiente salvadoreña, Lina Pohl, pronunció un discurso donde  agradeció en nombre del Gobierno de El Salvador, la oportunidad de introducir la resolución, que busca establecer un marco de acción para impulsar y dinamizar los acuerdos y compromisos ya existentes, buscando su coordinación y sinergia que se traducirá en una contribución significativa a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030, sin implicaciones presupuestarias y respetando los mandatos existentes de las agencias de las Naciones Unidas.

La autoridad ambiental salvadoreña, retomó en su intervención que “los impactos de la degradación de ecosistemas afectan significativamente la biodiversidad, la productividad de la tierra, y la economía de nuestras naciones, especialmente en áreas vulnerables en África, Asia y Latinoamérica”.
La degradación de los ecosistemas, según la funcionaria, conlleva a una pérdida de servicios ecosistémicos críticos que impactan negativamente el bienestar de al menos 3,200 millones de personas en el mundo, incrementando además su vulnerabilidad ante los efectos del cambio climático.

Revertir esta realidad es posible a través de las acciones basadas en la naturaleza. La restauración de ecosistemas adoptando un enfoque holístico, puede generar beneficios tangibles que incrementarán la seguridad alimentaria y la seguridad hídrica, contribuirán a la conservación de la biodiversidad, así como, a los esfuerzos de mitigación y adaptación al cambio climático y la reducción del riesgo a los desastres.

De acuerdo con la representante salvadoreña, con el establecimiento de la Década permitirá generar un ambiente propicio para facilitar y promover la sensibilización y construcción de conciencia pública sobre la importancia, de contar con ecosistemas funcionales para el bienestar humano, la sostenibilidad económica y el desarrollo sostenible.

De igual forma, promoverá y facilitará un mayor involucramiento activo de los actores relevantes en las actividades de restauración, motivando y logrando la plena participación de diferentes actores, como las comunidades locales, la empresa privada, sector púbico, la academia, pueblos indígenas y sociedad en general.

La restauración de ecosistemas, promovida a través de esta propuesta de Década de Naciones Unidas, adopta un abordaje de Paisajes multifuncionales – Mosaico de Usos de Suelo Interdependientes – donde las prioridades ecológicas, económicas, sociales y de desarrollo pueden encontrar una convergencia, un balance y una complementariedad, traduciéndose en un instrumento “costo efectivo” para alcanzar las metas y objetivos establecidas por los diferentes Acuerdos multilaterales de Medio Ambiente, con abordajes sinérgicos de la Agendas de Cambio Climático, Biodiversidad, Recursos Hídricos, Lucha contra Degradación de la Tierra y Reducción de Riesgos, y a su vez alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, particularmente el ODS 15 (Vida y Ecosistemas Terrestres); el ODS 2 (Cero hambre/Seguridad Alimentaria, Mejora en la Nutrición y Agricultura Sostenible), ODS 6 (Agua limpia y saneamiento), ODS 12 (Consumo y producción responsable), ODS 13 (Acción para combatir el cambio climático) y ODS 14 (Vida Submarina – Vida en los Océanos y Mares).

El apoyo de los 193 países de la ONU fue posible gracias al respaldo del presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, quien presentó esta iniciativa el septuagésimo tercer período ordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en septiembre de 2018, y a todo un trabajo de cabildeo realizado por el representante permanente de El Salvador ante la Organización de las Naciones Unidas, Rubén Escalante, y al especialista en restauración del MARN, Jorge Quezada, que junto a la ministra Pohl, llevaron este tema a todos los espacios de negociación internacional, como las cumbres de cambio climático, biodiversidad, reuniones de ministros y otros espacios de importancia.

Pohl agradeció a los 69 países que se pronunciaron como copatrocinadores de esta iniciativa, entre ellos la Unión Europea, los países africanos, los países latinoamericanos, Canadá, Rusia, Uruguay,  a los países del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y al Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (ONU Medio Ambiente), a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), y a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza- IUCN por su valioso apoyo técnico y, su compromiso y contribución para la implementación de la presente iniciativa.

 

 

Contáctenos:

info@fondodesarrolloverde.org
Teléfono: (503) 2121-5100
Fax: (503) 2121-5101
www.fondodesarrolloverde.org
Dirección Oficina:

Bulevard Orden de Malta,
Edificio GIZ.
Urbanización Santa Elena,
La Libertad, El Salvador, C.A
Recomendación:
Este sitio web está optimizado para el uso de los browsers Firefox, Chrome ó Microsoft Edge
Este sitio web ha sido desarrollado con el apoyo financiero de la Unión Europea y el Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear (BMU) de la República Federal de Alemania, en el marco de la Iniciativa Internacional para el Clima (IKI) del BMU como parte del Programa Fondo de Desarrollo Verde para la región SICA / REDD+ Landscape. Su contenido es responsabilidad exclusiva del Programa, y no necesariamente refleja los puntos de vista de la Unión Europea ni del Gobierno Alemán.

El Programa Fondo de Desarrollo Verde para la región SICA, es implementado por la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ)  en coordinación con la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD).
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram